¡Buenas perdices! ¿Qué tal esa vuelta a la rutina? A veces cuesta, ¿eh? Para animaros un poquito os traemos dos cuentecitos:

El primero es un cuento tradicional llamado “Media carita”, en el que una mamá y una hija se enfrentan a una media luna malvada (en otras tradiciones un duende) ante un papá que no sabe más que dormir y… ¡ya veréis! Este cuento lo podéis encontrar en la antología “Tal como suenan”, de A.R. Almodóvar.

El segundo es un cuento que se llama “Las princesas también se tiran pedos”, de Ilan Brenman, una conversación entre un padre y una hija sobre algunos de los secretos mejor guardados de las princesas del reino. En este cuento de nuevo insistimos en que todas las personas somos iguales, no queremos ser perfectas sino solo nosotras mismas. Como esta familia o estas princesas.

Esperamos que los disfrutéis y que les saquéis el jugo, los contéis por ahí y difundáis.

Que seáis felices y no comáis perdices, que dan gases 😉

Clara y Jaime